Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) en los adolescentes

¿Sabrías identificar el TDAH en tu hijo o hija adolescente?

La falta de atención y la hiperactividad en los adolescentes pueden ser signos de que sufren del llamado Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH, o ADHD por sus iniciales en inglés). En Vida y Salud te damos claves para identificar si es el caso de tu hijo(a). 

Tu hijo(a) adolescente puede pasar horas escuchando música y hablando por teléfono con sus amigos, pero cuando le pides que termine la tarea, no lo logra. Cada cinco minutos se distrae, se levanta de la silla para ir por algo de comer, habla por teléfono, se pone a chatear en la computadora. A pesar de tu insistencia, tampoco logras que se concentre en lo que le dices. Además, actúa sin pensar y no termina lo que empieza. En la escuela ya te han dicho que es un chico(a) que habla mucho, que interrumpe actividades, y que su rendimiento en las clases no es el mejor. Con frecuencia te refieres a él o ella como hiperactivo, impulsivo y distraído. Es probable que te encuentres ante un caso de Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad o TDAH, conocido en inglés como ADHD.

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) por lo general se puede diagnosticar a partir de los 7 años y también en adolescentes que están entrando en la pubertad. Afecta a millones de niños y adolescentes — en ocasiones desde que son bebés — y puede continuar hasta la adultez. El TDAH incluye comportamientos que van desde la falta de atención, pasan por la hiperactividad y terminan en comportamientos impulsivos. Además, los niños y los adolescentes que padecen este desorden, pueden tener baja autoestima, problemas para relacionarse con los demás y bajo rendimiento en la escuela.

¿Cuáles son las causas de la falta de atención y la hiperactividad? Aún no se han establecido con certeza, pero se cree que hay un componente genético en esta condición. Puede ser que en tu familia haya personas que sean hiperactivas o que tengan problemas para concentrarse. Si no lo sabes o no te has dado cuenta, sería útil averiguar u observar con calma para saber si el problema tiene raíces genéticas.

Identificar el Trastorno con Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) puede ser difícil porque es posible que los niños y los adolescentes tengan un poco de estas dos condiciones. Es normal que les cueste prestar atención por mucho tiempo y quedarse sentados sin hacer nada. Además, si sufren del Trastorno con Déficit de Atención con Hiperactividad puede ser que tengan más rasgos de una condición que de otra. Es decir, algunos pueden ser más hiperactivos y pueden prestar atención, mientras que a otros les sucede lo contrario.

Por eso, si te estás preguntando si tu hijo(a) padece de TDAH, es bueno que eches un vistazo a esta lista de signos y síntomas para asegurarte. Ten en cuenta que estos síntomas se hacen más visibles durante actividades que requieren concentración y esfuerzo mental:

  • Le cuesta trabajo escuchar incluso cuando se le habla directamente.
  • Con frecuencia falla a la hora de poner atención a los detalles y comete errores en las tareas de la escuela.
  • Se le dificulta prestar atención mientras hace una tarea, juega, lee o ve una película.
  • Tiene problemas para seguir instrucciones y en ocasiones empieza las tareas o proyectos pero no los termina.
  • Evita a como dé lugar actividades que impliquen concentración, como leer, por ejemplo.
  • Con frecuencia pierde objetos y es distraído.
  • Se le olvidan las cosas.
  • Habla en exceso y tiene dificultades para estar sentado cuando así se requiere.
  • Interrumpe a los demás antes de que terminen de hablar o se mete en conversaciones ajenas.
  • Siempre parece estar acelerado(a).

Un dato curioso sobre el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es que se manifiesta de forma diferente en chicos y chicas. Los chicos tienden a ser más hiperactivos, mientras que las chicas tienen problemas para prestar atención y se la pasan soñando despiertas.

Si has notado que tu hijo(a) adolescente tiene un comportamiento hiperactivo, impulsivo y le cuesta concentrarse; y que esto se ha dado por un período de más de seis meses, en varios escenarios como la escuela o la casa y le cuesta trabajo relacionarse con los demás, puede que tenga el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH). Si es así, considera consultar a un psicoterapeuta para que reciba tratamiento, que si bien el TDAH o ADHD no se cura, el tratamiento puede ayudar a disminuir los síntomas.

Por lo general, los niños y los adolescentes que tienen el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) que se someten a tratamiento llegan a ser adultos normales que no tienen problemas de hiperactividad, impulsividad y falta de atención. No dudes en consultar con tu médico para saber si tu hijo(a) padece de este trastorno y disminuir el impacto que causan los síntomas en la vida diaria del adolescente y de toda tu familia.

Fuente: http://www.vidaysalud.com/diario/ninos-y-adolescentes/trastorno-por-deficit-de-atencion-con-hiperactividad-tdah-o-adhd-en-adolescentes/


Dejar una Respuesta


¿Desea publicar un artículo?

¿Necesita ayuda para publicar un artículo sobre un tema médico?

Si
INSCRÍBASE AL BOLETÍN

Al suscribirse a nuestra lista de correo siempre estará actualizado con las últimas noticias de nosotros.

INICIAR SESIÓN EN SU CUENTA CREA UNA CUENTA NUEVA

 
×
CREAR UNA CUENTA ¿YA TIENES UNA CUENTA?

 
×
¿HAS OLVIDADO TUS DATOS?
×

Subir